1. Es un servicio caro, al alcance de muy pocos

Este es uno de los mitos más populares e incorrectos. Actualmente hay componentes que proporcionan ahorros energéticos considerables, tanto en la luz como en la climatización, con costes accesibles, que se adaptan a las necesidades de cada cliente. No obstante, como en todo proyecto, dependerá de la complejidad solicitada y de los diferentes espacios y superficie donde se debe actuar.

2. Es complicada de utilizar

Es igual de fácil que abrir o cerrar un interruptor. No hace falta entender de electrónica o informática, solo disfrutar de su uso. Tampoco es necesario para su funcionamiento tener ni un ordenador, ni una centralita. En Dbiotik nos ocuparemos de toda la parte técnica y te daremos apoyo cuando lo necesites.

3. Solamente sirve para subir y bajar persianas

Es cierto que la domótica da posibilidad de subir y bajar persianas y regular luces, pero ofrece muchas más opciones como, por ejemplo, ante una fuga cortar los suministros; o tener un control de presencia para cuando no estamos. También trabajamos con toldos, cortinas, calefacción, aire acondicionado, etc.

4. Es difícil y cara de mantener

Si las instalaciones domóticas están realizadas con productos de calidad y con un cableado bien diseñado, su mantenimiento no tiene por qué ser mayor al de una caldera convencional.

5. Hay que hacerlo todo a la vez, no puedo contratar solo una parte

Las instalaciones son escalables, lo que significa que se le pueden ir añadiendo funciones de acuerdo con las necesidades cambiantes del usuario, reformas, ampliaciones, etc.

6. Si Falla un componente, seguro que fallan todos

Cada módulo de domótica trabaja y funciona en forma independiente, por lo que en la eventualidad de que algún dispositivo falle, el resto del sistema funcionara normalmente.

7. Las casas domóticas consumen mayor energía

Una vivienda 100% domotizada tiene un coste de 58€ anuales aproximadamente. Además, hay que tener presente que con ella optimizamos el ahorro energético de la vivienda, es decir, ahorramos en calefacción, aire acondicionado y electricidad.

8. Es demasiado nueva y no ha sido probada lo suficiente

La domótica lleva más de 20 años en oficinas, fábricas y viviendas de todo del mundo y cuenta con una larga experiencia con resultados probados.